Recreación

Famatina

Recreación

Entre los valles del Bermejo y el Antinaco se levanta la cadena montañosa del Famatina, las cumbres más elevadas se sitúan en el Cerro General Belgrano de 6.250 metros de altura, y en el nevado de Famatina a 6.100 metros. Son montañas respetadas, difíciles, rebeldes y que, a pesar de su altura, no pertenecen a la cordillera andina. Este fenómeno recibe el nombre de “El corazón de La Rioja” bautizado así por sus lugareños que aman esta montaña. Para visitar el cerro se debe estar preparado físicamente y con equipamiento especial de montaña, pero si su deseo es al menos llegar a las cercanías de la cumbre puede hacerlo visitando el cable carril, la mayor obra de ingeniería en vías aéreas de toda América construido en 1903 para trasladar los materiales de la mina La Mexicana, ubicada a 4603 metros de altura sobre el nivel del mar, hacia la ciudad de Chilecito. Tiene un recorrido de 35 km. Con nueve estaciones unidas entre sí por una de las primeras líneas telefónicas del País.

Fue declarado monumento Histórico Nacional. Actualmente no funciona, pero se lo habilita en determinadas ocasiones con fines turísticos.

También se puede visitar la localidad de Famatina, una antigua villa que entre callecitas empinadas, enmarcada por las sierras y bajo la fresca sombra de los álamos, lo invita a conocerla. Es tierra fértil regada por el río Famatina, que vive del cultivo de la vid y del nogal; que espera por aquellos aventureros que vienen a desafiar al cerro, y por aquellos otros dispuestos a conocer leyendas de brujas, ya que afirman sus lugareños que las brujas riojanas parten del Famatina, solo es cuestión de visitar y dejarse llevar por la superstición.